Instrucciones para Subir una Escalera

Etiquetas

, , , , ,

 Relatividad 1953.png

        Nadie habrá dejado de observar que con frecuencia el suelo se pliega de manera tal que una parte sube en ángulo recto con el plano del suelo, y luego la parte siguiente se coloca paralela a este plano, para dar paso a una nueva perpendicular, conducta que se repite en espiral o en línea quebrada hasta alturas sumamente variables.

Sigue leyendo

MEREZCO LA PENA, YO LO SÉ

Etiquetas

, , , , , , ,

written by Cristhian Proaño  

Se que soy un desastre como mujer, no soy la típica mujer que se arregla cada día para salir a caminar, no soy la típica chica que se conquista con regalos caros, ni la que pinta su rostro con capas de maquillaje. No, no soy la típica mujer que encuentras con tus amigos los sábados en los bares.

Soy una mujer simple y a la vez complicada. A veces ni yo misma me entiendo y se que eso puede llegar a sacar tanto de quicio a alguien pero te pido que me tengas paciencia.

agnes-cecile-2 Sigue leyendo

Fauna Silente

Etiquetas

,

Screenshot_2016-06-29-21-42-27-1

Estás a gusto allí, como en casa
Tú existes, presente
En aquellos bosques sin camino
En lo profundo de mi mente

Cuando me perdía en mí
Con tus susurros como aullidos
Me mostrabas el camino
El camino hacia ti

Ahora esos aullidos
Tus susurros de auxilio
Son eco permanente
Incesantes en mi subconsciente

En las noches de desvelo
En medio del silencio
Te escucho y te siento
A cada momento

Estás a gusto allí en mi mente
Es tu casa
Tú existes sólo allí
Presente
Tú eres mi fauna silente

FAAC


Imagen: Facebook


           Este poema, lo escribió un gran amigo, que sin querer (o queriendo) se volvió poeta…   Sus letras tienen voz y sonido por sí solas. Sus rimas, son tan fluidas como sus palabras… No son letras dulces en lo absoluto, cada letra, cada espacio, cada palabra y cada párrafo están cargadas de sentimientos, que, aunque un poco tristes, tienen mucho de esa sensación esperanzadora, como esa que inspira su presencia.

             El reto consistía, en que a partir de la imagen, mi amigo, escribiría un poema… Y pues ya ven… Una joya de poema.

            Por supuesto, no podía estar fuera de este… Mi club personal de “Los poetas muertos”. 🙂 Pero mejor… Porque estamos vivos, sentimos con cada centímetro de nuestra piel, sentimos y somos conscientes de ello. Y pues de seguro que “Todo va a estar bien” <3.

                                                                                                                     Gracias.

 

¡A MEDIAS NO!

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , ,

No estoy de acuerdo en amar a medias, sin locura, sin pasión.
agnes-cecile-14

No quiero pinturas de tonos grises y amarillos pálidos, quiero escenarios de tonos vivos y fuertes.

Quiero escuchar la música vibrante, de ésa que te hace sentir hasta la última célula de tu cuerpo. Sigue leyendo

El Dios de Spinoza

Etiquetas

, , , , , , , ,

Sabían que cuando Einstein daba alguna conferencia en las numerosas universidades, la pregunta recurrente que le hacían los estudiantes era:

-¿Cree Ud. en Dios?

Y él siempre respondía:

-Creo en el Dios de Spinoza.

El que no había leído a Spinoza se sorprenderá. Baruch de Spinoza fue un filósofo Holandés considerado uno de los tres grandes racionalistas de la filosofía del siglo XVII, junto con el francés Descartes.

El Dios o Naturaleza de Spinoza hubiera dicho:

“Deja ya de estar rezando y dándote golpes en el pecho! Lo que quiero que hagas es que salgas al mundo a disfrutar de tu vida. Quiero que goces, que cantes, que te diviertas y que disfrutes de todo lo que he hecho para ti.

 

¡Deja ya de ir a esos templos lúgubres, obscuros y fríos que tú mismo construiste y que dices que son mi casa. Mi casa está en las montañas, en los bosques, los ríos, los lagos, las playas. Ahí es en donde vivo y ahí expreso mi amor por ti.

 

Deja ya de culparme de tu vida miserable; yo nunca te dije que había nada mal en ti o que eras un pecador, o que tu sexualidad fuera algo malo.

 

El sexo es un regalo que te he dado y con el que puedes expresar tu amor, tu éxtasis, tu alegría. Así que no me culpes a mí por todo lo que te han hecho creer.

 

Deja ya de estar leyendo supuestas escrituras sagradas que nada tienen que ver conmigo. Si no puedes leerme en un amanecer, en un paisaje, en la mirada de tus amigos, en los ojos de tu hijito…

¡No me encontrarás en ningún libro!

Confía en mí y deja de pedirme. ¿Me vas a decir a mí como hacer mi trabajo?

 

Deja de tenerme tanto miedo. Yo no te juzgo, ni te crítico, ni me enojo, ni me molesto, ni castigo. Yo soy puro amor.

 

Deja de pedirme perdón, no hay nada que perdonar. Si yo te hice… yo te llené de pasiones, de limitaciones, de placeres, de sentimientos, de necesidades, de incoherencias… de libre albedrío ¿Cómo puedo culparte si respondes a algo que yo puse en ti? ¿Cómo puedo castigarte por ser como eres, si yo soy el que te hice? ¿Crees que podría yo crear un lugar para quemar a todos mis hijos que se porten mal, por el resto de la eternidad? ¿Qué clase de dios puede hacer eso?

 

Olvídate de cualquier tipo de mandamientos, de cualquier tipo de leyes; esas son artimañas para manipularte, para controlarte, que sólo crean culpa en ti.

 

Respeta a tus semejantes y no hagas lo que no quieras para ti. Lo único que te pido es que pongas atención en tu vida, que tu estado de alerta sea tu guía.

 

Amado mío, esta vida no es una prueba, ni un escalón, ni un paso en el camino, ni un ensayo, ni un preludio hacia el paraíso. Esta vida es lo único que hay aquí y ahora y lo único que necesitas.

 

Te he hecho absolutamente libre, no hay premios ni castigos, no hay pecados ni virtudes, nadie lleva un marcador, nadie lleva un registro. Eres absolutamente libre para crear en tu vida un cielo o un infierno.

  

No te podría decir si hay algo después de esta vida, pero te puedo dar un consejo. Vive como si no lo hubiera. Como si esta fuera tu única oportunidad de disfrutar, de amar, de existir.

 

Así, si no hay nada, pues habrás disfrutado de la oportunidad que te di. Y si lo hay, ten por seguro que no te voy a preguntar si te portaste bien o mal, te voy a preguntar ¿Te gustó?… ¿Te divertiste? ¿Qué fue lo que más disfrutaste? ¿Qué aprendiste?…

 

Deja de creer en mí; creer es suponer, adivinar, imaginar. Yo no quiero que creas en mí, quiero que me sientas en ti. Quiero que me sientas en ti cuando besas a tu amada, cuando arropas a tu hijita, cuando acaricias a tu perro, cuando te bañas en el mar.

 

Deja de alabarme, ¿Qué clase de Dios ególatra crees que soy?

Me aburre que me alaben, me harta que me agradezcan. ¿Te sientes agradecido? Demuéstralo cuidando de ti, de tu salud, de tus relaciones, del mundo. ¿Te sientes mirado, sobrecogido?… ¡Expresa tu alegría! Esa es la forma de alabarme.

 

Deja de complicarte las cosas y de repetir como un loro lo que te han enseñado acerca de mí.

 

Lo único seguro es que estás aquí, que estás vivo, que este mundo está lleno de maravillas. ¿Para qué necesitas más milagros? ¿Para qué tantas explicaciones?

 

No me busques afuera, no me encontrarás. Búscame dentro… ahí estoy, latiendo en ti”.

Anand Dilvar.

Todo empezó cuando Albert Einstein fue interrogado vía telégrama por el rabino Herbert S. Goldstein sobre si creía o no en la existencia de Dios. Einstein respondió:

“Creo en el Dios de Spinoza, quien se revela así mismo en una armonía de lo existente, no en un Dios que se interesa por el destino y las acciones de los seres humanos”.

En una entrevista de 1930 publicada en el libro Glimpses of the Great de G. S. Viereck, Einstein amplia su explicación aún más:

“Tu pregunta es la más difícil del mundo. No es algo que pueda responder con un simple sí o no. No soy ateo. No sé si pueda definirme como un panteísta. El problema en cuestión es demasiado vasto para nuestras mentes limitadas. ¿Puedo contestar con una parábola? La mente humana, no importa que tan entrenada esté, no puede abarcar el universo. Estamos en la posición del niño pequeño que entra a una inmensa biblioteca con cientos de libros de diferentes lenguas. El niño sabe que alguien debe de haber escrito esos libros. No sabe cómo o quién. No entiende los idiomas en los que esos libros fueron escritos. El niño percibe un plan definido en el arreglo de los libros, un orden misterioso, el cual no comprende, sólo sospecha. Esa, me parece, es la actitud de la mente humana, incluso la más grande y culta, en torno a Dios. Vemos un universo maravillosamente arreglado, que obedece ciertas leyes, pero apenas entendemos esas leyes. Nuestras mentes limitadas no pueden aprehender la fuerza misteriosa que mueve a las constelaciones. Me fascina el panteísmo de Spinoza, porque él es el primer filósofo que trata al alma y al cuerpo como si fueran uno mismo, no dos cosas separadas”

¿Cómo es el Dios de Spinoza al que Einstein se refiere?

Baruch Spinoza, nacido un 24 de noviembre de 1642 como Benedito de Espinosa, fue un filósofo neerlandés, de origen judío sefardí, considerado junto con Descartes y Leibniz uno de los filósofos racionalistas más importantes de la ilustración, cuya repercusión fue reconocida después de su muerte, acaecida el 21 de febrero de 1677 a la edad de 44 años. Su obra más sobresaliente es la Ética demostrada según el orden geométrico, publicada póstumamente por sus amistades más cercanas y que pronto fue censurado por la Iglesia Católica al incluirlo en su Index librorum prohibitorum.

En su magnum opus, Spinoza trató de definir la Naturaleza de Dios y de las pasiones humanas, para Spinoza no hay un dualismo, sino un monismo intermedio, esto es, no existen dos substancias, sino una con distintos atributos como el del pensamiento y/o la extensión. Consideró además que Dios era una res extensa, esta concepción asume a Dios no como metafísico, sino como la totalidad de lo físico o material.

Dios es Naturaleza Naturante que presenta afecciones y modos de ser, que a su vez tienen como origen necesario a Dios, estos son considerados como naturaleza naturada, así Dios es aquel ser en el que se concibe y es todo cuando existe,  y que sin él o fuera de él nada es o puede ser concebido. A este perspectiva se le consideró como Panenteísta, lo que significa Todo en Dios.

Fuente:

Spinoza, Baruj, Ética demostrada según el orden geométrico, Traducción del Dr. Atilano Domínguez.

Lo inasible de la poesía

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

“¿Podrías inventar un lenguaje en que el signo sea idéntico al objeto? Inclusive los más abstractos indeterminados. El infinito. Un perfume. Un sueño. Lo Absoluto. ¿Podrías lograr que esto se transmita a la velocidad de la luz? No; no puedes. No podemos. Razón por la cual tú sobras y faltas al mismo tiempo en este mundo en que los charlatanes y embaucadores sobran…”.
Augusto Roa Bastos
Yo, el Supremo.

        Cuando alcanzamos una flor y rozamos sus pétalos con las yemas de los dedos, ¿en verdad tocamos la flor?, ¿se produce ese contacto? Según los avances cuánticos, existe un espacio entre la materia y la antimateria, denominado materia negra, que hace imposible un contacto verdadero entre los cuerpos. Entre nuestras yemas y la flor existe un pequeño abismo, siempre. El oficio del poeta es similar, pues ahonda en intenciones imposibles. Es como aquella paradoja de Zenón acerca de Aquiles y la tortuga, donde a pesar de los bríos y la desesperación del héroe griego, le está vedado alcanzar al animal, quien está un espacio más adelante de manera eterna.

violet-espacio Sigue leyendo

Hacer el amor y no

philosophizedsite

Se conoce a la mujer y ella le conoce a usted, más o menos a detalle. Para tener sexo, solo hace falta pararse derecho, mirarle y decirle directamente, sin rodeos y sin brusquedades, qué es lo que se quiere; cómo se quiere y porqué se quiere. Si son buenos los motivos y prometedoras las intenciones, solo hace falta eso; les juro, solo hace falta eso.

Ahora, hacer el amor; eso es algo diferente. Es necesario el ritual, la metáfora, la sonrisa, la mirada, el movimiento, la mentira, la caricia sobre la piel crispada, la pasión hecha luna, la lujuria hecha hombre y mujer, el deseo hecho espejo, el asechar al azar, el despejar a las sombras; entonces puede que se llegue al beso, entonces todo se convierte en juego. Se miente al hacer, al decir y al pensar, para hacerlo des-intencionadamente todo lo más real y onírico posible, lo más…

Ver la entrada original 88 palabras más

Un poema con mi nombre (V)

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , ,

tina-maria-elena-bak-2

Qué eres; bendición, pecado o problema; o
Arena que se abraza con una ola de mar o
Una flor dibujada en una hoja de papel
O una sonrisa de coco entre granos de avena y
Uvas en un par de copas de madera o
Diosa; Selene o Diana, o Sirena
O hiena, o loba, o sierpe
O fruto o poema
Qué sos,
Dime,
Morena.

Escrito por Eduardo R. Blanco. Sigue leyendo

Un poema con mi nombre (IV)

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , ,

—–

A mí me encanta cada vez que me nombra
Cada vez que
Me dice;
Blanco,
Y yo digo;
Niña.
Y me dice;
Niño.
Y yo digo;
Loca
Y termina;
Perro,
Luego, yo:
Tonta.
Y así nos seguimos el juego
Como si esas palabras que nada definen
Y que quizá dicen pequeñas verdades
Fuesen a la vez insultos y apodos tontos que
La tecla de la ternura nos toca.
Me gusta que Usted sea esa,
Me gusta que seamos esos. Sigue leyendo

Un poema con mi nombre (III)

Etiquetas

, , , , , , , , , ,

—–

No debí mencionar esa palabra;
Esa que lleva A en la primera de sus cuatro letras,
Siempre huyo de ella o de cualquier cosa que en su dirección me comprometa;
Pero no me malentienda,
No es por cobardía
Y además no quiero huir de Usted
Ni creo que por Usted aquello sienta; Sigue leyendo