Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Marcos Severi 1.png

   Levantas la mirada y solo percibes las enormes llamas que rápidamente van consumiendo todo a su paso. Te ves rodeado y el calor que irradia el incendio te impide pensar claramente. Te encuentras ahí inmóvil, mientras los latidos de tu corazón se creen los tambores alrededor de la hoguera.

El caso es que estas dentro de la hoguera y no afuera –

– ¿Que estas haciendo? Reacciona!!! – Grita una voz en tu mente.

        Intentas levantarte torpemente, pero el dolor en la pierna y el humo asfixiante, no te lo permiten. Ahora eres tu quien grita, estás pidiendo ayuda, pero a pesar de todos los gritos, nadie te escucha.

Es tarde –

        Preparaste la combinación perfecta: Una venganza, un bidón de gasolina y tus inútiles piernas al correr después de encender el fósforo frente a la única puerta de salida…

¡Brillante de tu parte idiota! –

        Estás rodeado, es justo ese momento en el que te das cuenta que ya no puedes escapar. Estás   atrapado   y   lo  sabes.  Al  querer  tender  una  trampa   a   tu enemigo. ¡Torpe,  torpe!.
Te convertiste en tu propio enemigo.

Silvia Corrales.
13/09/16


Imagen: Marcos Severi.

A ver, tengo que admitir que soy una experta en eso de tener “mala suerte”, en especial si se me da en  fechas como la de hoy. Algo asi tipo el personaje de mi relato y su mala, malisima mala suerte. Pero creo que hoy se alinearon mis estrellas o algo por el estilo, porque la verdad hoy me fué super bien.

El relato forma parte de mis entregas semanales en el taller de Narrativa y Escritura al que estoy asistiendo. Hoy me tocó leerlo frente a todos… La tarea consistía en realizar un relato en segunda persona. Al parecer les gustó . Y a mi encantó haberlo compartido con todos. Espero que tambien le guste a mi comunidad de WordPress.  🙂

Bonita noche para todos!

Anuncios