Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , ,

Agnes cecle.jpg

Para escribir necesito las ganas.
Error —————–
Preciso un bolígrafo en mi mano,
una hoja en blanco,
y un conejito atravesado,
apresurado por salir,
apretujado en mi garganta,
como esos que acompañan
en la fatalidad,
al personaje de Cortázar
en su Carta a una Señorita en París.

Así como para volar se precisan las alas,
el viento y ninguna parada,
para caminar de unas sandalias,
¿quién sabe? Si para tropezar,
Se precise de la torpeza acumulada.

Para escribir se necesitan
muchas, pocas o ninguna palabra,
una hoja en blanco en el momento inesperado,
Y como dije, un puto conejito atravesado,
uno que rime con cualquier minuto atormentado.

Y aunque aún no sepa describirlos,
los distingo, justo en ese momento
de tranquilidad en la que empiezan a surgir,
insípidos, inquietos.

Cuando surgen, tengo la necesidad
de guardarlos, alimentarlos, cuidarlos.
Así fue con el primer puto conejo,
Debe estar por ahí, regado en letras,
Enmascarado en estúpidas palabras.

Para escribir, un conejito debe surgir
y aunque mis intenciones sean
las de ahogar a todos los putos conejos,
Ellos se van acumulando por ahí,
En una esquina, en rincones,
En mi muñeca, en mi garganta.
Es entonces cuando saltan,
Y zas!!
Se estrellan contra el papel,
Manchando todo,

Estropeando todo….

Para escribir,
a mí no me queda más que
seguir odiándolos, cuidándolos.

Como el castigo,
El karma,
Una mala jugada.
Lo hice otra vez,
Vomité un conejito.

                                             Silvia Corrales
                                            19/05/16


Imagen: Agnes Cecile

Anuncios