philosophizedsite

Se conoce a la mujer y ella le conoce a usted, más o menos a detalle. Para tener sexo, solo hace falta pararse derecho, mirarle y decirle directamente, sin rodeos y sin brusquedades, qué es lo que se quiere; cómo se quiere y porqué se quiere. Si son buenos los motivos y prometedoras las intenciones, solo hace falta eso; les juro, solo hace falta eso.

Ahora, hacer el amor; eso es algo diferente. Es necesario el ritual, la metáfora, la sonrisa, la mirada, el movimiento, la mentira, la caricia sobre la piel crispada, la pasión hecha luna, la lujuria hecha hombre y mujer, el deseo hecho espejo, el asechar al azar, el despejar a las sombras; entonces puede que se llegue al beso, entonces todo se convierte en juego. Se miente al hacer, al decir y al pensar, para hacerlo des-intencionadamente todo lo más real y onírico posible, lo más…

Ver la entrada original 88 palabras más

Anuncios