Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , ,

 

ghbn.png

          El día de ayer estaba de guardia con mi familia de Bomberos USB. Atendimos el llamado de una abuelita de setenta y dele de años que se había caído desde su propia altura cerca del Pueblo de Baruta. Eran casi las tres de la tarde, ahí llegamos y conocimos a la Sra Irma, quien presentaba fractura en su fémur izquierdo y yacía en el suelo. Me presento e inicio el proceso de evaluación inicial general mientras mi compañero evalúa la lesión, la doña no lo puede creer, ” mijo, pero si eres un niño”, todo su dolor desaparece. Y así inicia nuestra aventura con Irma. Ya listos para partir, se puede oír por la radio ( no la radio que llevamos en nuestros carros o tenemos en nuestras casas, esos casi no reportan la realidad de lo que ocurre) sobre la represión brutal que estaba ocurriendo en Las Mercedes, por lo que tuvimos que irnos por la vía de Tazón para ir a una clínica en el oeste caraqueño que el seguro de la doña cubría. Nos esperaba un largo viaje.

         El viaje inicio con una segunda evaluación de Irma, así como las preguntas de rutina para estos casos. Sin darme cuenta, ya estamos pasando Fuerte Tiuna por la autopista, y una cola severa nos envuelve, ya había recopilado toda la información que requería y cada poco minutos repetía la evaluación de Irma, quien se le veía el dolor su carita, así como el miedo de lo que estaba viviendo ( y no era para menos…). ” Mijo, muchas gracias por lo que hacen, Dios los bendiga y los colme de bendiciones” me repetía. Como la cola parecía infinita, recurrí a mi habilidad de conversar con Irma para distraerla un poco del dolor así como del ruido de la sirena de la ambulancia. ” Bueno hijo, me gustan las películas de detectives, puedo pasar días viendo series enteras también” No lo podía creer, y por ahí me fui hablando con mi nueva amiga mientras la evaluaba una y otra vez al mismo tiempo y me daba cuenta que la cola en la autopista no era más que un inútil embudo realizado por la policía ( aquí, me sentí decepcionado que no liberaran el tránsito aún cuando la ambulancia usando sus sistemas de luces y sirenas de emergencia se hacía sentir a su alrededor ” que falta de respeto por la vida de los demás” me dije). Continuamos el viaje, Irma me dice ” mijo, tengo miedo “, ” Señora Irma, ¿ Ya rezó hoy? ” le pregunto ( ya sabía que mi amiga era católica) . ” Sí hijo, a mi me gusta rezar”. Luego de invitarla a rezar, empezamos nuestras palabras ( en paralelo luchaba por medirle la tensión, la cual estaba muy alta, con el movimiento y ruido de la ambulancia). Eso la calmo increíblemente, sentía su mano apretar la mía con fuerza con cada palabra que decía.

         … Rezando pasamos barricadas incendiadas, que manifestantes luchaban por apagar y remover para darle paso a nuestra ambulancia….

           Una vez llegamos a la clínica, y pensando que ya había acabado nuestra aventura, en realidad era cuando empezaba. La sala de emergencia estaba abarrotada de personas heridas y enfermas. Los médicos presentes, a diferencia de mis buenos amigos médicos, se rehusaron de prestar los primeros auxilios a mi amiga mientras la familia canalizaba el tema del seguro médico. ( Siendo bombero, todos los días veo esto, solo no me acostumbro a que se juegue con el dolor ajeno y la dignidad de las personas). Mientras se peleaba por darle ingreso a Irma, luchaba por darle excusas para que no se alarmara más de lo que ya estaba. Fuimos a hacer un rayos X, en cual confirmaba nuestras sospechas. En este interín tuvimos que ingeniárnoslas para que nuestra amiga pudiera ir al baño ( no se imaginan todo lo que tuvimos que improvisar para ayudarla) Finalmente, logramos que el mismo “doctor” amargado que nos había negado la atención inicialmente, finalmente aceptara a nuestra amiga para que atenderla.

          Irma, no paraba de echarnos la bendición, mientras recogíamos nuestros equipos, con una gran sonrisa empieza a echarnos un cuento … lástima que nos tuvimos que ir a los pocos minutos. Tengo tarea por hacer. Embarcamos la ambulancia para regresar a la estación. Al parecer acababa de conocer a una de las descendientes directas de la madre de Simón Bolívar. #Díadebombero

Escrito por el Bombero Luis Urbina


         Hace dos días, junto a otro compañero de Bomberos USB, realizamos al traslado de una joven ( alrededor de mi edad) muy simpática que requería estudios radiológicos en el hospital Miguel Pérez Carreño, esto debido a que donde se encontraba ( Hospital Clínico Universitario) no contaba con algún equipo funcional. Una vez ya casi listos para realizar la radiografía, la técnico me comenta que no tienen material para imprimir o almacenar las radiografías. Afortunadamente contábamos con un teléfono con cámara, y se nos ocurrió fotografiar la radiografía en pantalla para luego mostrarla a la doctora correspondiente en el Clínico Universitario. ” ¿ será posible esto? ” me pregunté, aún ya conociendo el deterioro del sistema de salud venezolano, incrédulo. ” No me cabe en la cabeza que observe que exista más armamento que medicinas y equipos médicos ” me repetía una y otra vez…. A pesar de todo, pude robarle algunas sonrisas mi joven amiga y una tarde diferente de paseo en la ambulancia. Y lo mejor de todo, la doctora nos comentó que todo se veía bien en la foto de la radiografía. #Díadebombero

Escrito por el Bombero Luis Urbina


Hoy quiero compartir los escritos de un amigo . Él, no es poeta, ni filósofo, ni escritor famoso. Es estudiante de Ingeniería Mecánica, y también es Bombero Voluntario de la Universidad Simón Bolívar. Así como nuestros amigos, como todos a quienes conocemos, como cada uno de los jóvenes de Venezuela (al menos la mayoría), Urbina quiere compartir con el mundo entero la verdadera REALIDAD de nuestro país Venezuela. Ya basta de engaños y mentiras por parte de quienes están en el poder.

Y si, el tono rosa de mi Blog es meramente simbólico, en Vomité un Conejito  se habla de falsas princesas, se habla desamor… Hablamos de política, de sentimientos, poesía, filosofía, arquitectura, de entretenimiento y más. Porque así es la vida, lo es todo, y a partir de eso se construye y crea. Pues, no se hable más… Espero que les haya sido amena la historia, más que amena, esperamos que fuera de Venezuela puedan conocer nuestra verdadera situación.

Att: Silvia Corrales.

Anuncios