Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , ,

Y las cosas siguieron…

                                  Así como siguen las cosas que no tienen mucho sentido…

Desconocido

De todos sus miedos,
el más grande de todos
Era decir “Te Quiero”

Con el pasar del tiempo,
de las caricias, abrazos y besos,
Lo afrontó y un día sin prisas
Se encontró diciéndole “Te Quiero”

“Valiente” le dijeron los primeros,
Mientras otros la veían como una bruja sin sentimientos.
Los nobles la alentaron a seguir por ese sendero…
Los cobardes se reían,
Aunque por dentro se morían de envidia y celos.

Luego de todos estaba él…
Esperándola con los brazos abiertos,
Sonriendo…
Abstraído en sus pensamientos.

Mientra la abrazaba, ella temblaba,
y él no hacía más que apretarla fuerte contra su pecho
dándole su calor y aliento…
Ella, solo rogaba que él no descubriera
que sus temblores eran en realidad por el miedo…

Sabiendo que ambos estaban parados frente al abismo,
al borde del desfiladero.
Frente a frente como un par de espejos,
atrapados en un espiral de reflejos.

Transcurrido un instante eterno,
Soltó su abrazo y lo miró fijamente a los ojos,
Pensando…
Divagando…
Sorteando el rumbo de ese y sus siguientes encuentros…
También ella, abstraída en sus pensamientos
Escuchandose a sí misma, pensaba:

¿Qué hago con todo este incendio que llevo dentro?
¿Cómo salgo de este laberinto de sentimientos?
¿Cómo hago para diferenciar entre lo difícil, lo complicado y lo complejo?

¿Salgo corriendo o me dejo llevar por lo que siento?

Silvia Corrales
31/07/17


Anuncios