Venezuela

¿Hasta cuándo Venezuela? Parte III

En estos días tenemos que mantener la templanza. Las personas están más reactivas y violentas que de costumbre. Me duele mucho verlo día a día en la calle.

Hace pocos días, volví a lanzarme otra jornada larga en bomberos. Esta vez tuve la oportunidad de vivir una serie experiencias que deseo compartir con quien lee estas palabras.

Es día del primer paro nacional. Siendo cerca de las 5 pm, recibimos una llamada indicando que habían un conjunto de personas posiblemente heridas en La Trinidad- Baruta. Nuestra ambulancia se enfila rápidamente con todas sus luces y sirenas a la escena. Veo a mis compañeros en el camino, siento esa gran fuerza que nos une como familia, me siento protegido y a la vez muy asustado, a la expectativa, la calle está muy caliente. Pasamos la primera barricada, personas de todas las edades, algunos contemporáneos conmigo, cubren sus caras mientras se acerca y nos preguntan qué estaba ocurriendo. Nuestro miembro más antiguo ( y de mayor jerarquía por supuesto) les comenta que íbamos a atender varios heridos más adelante. Sin pensarlo dos veces, nos abren paso, con la condición de dejarles echar un ojo en la cabina ( donde se transportan los pacientes heridos). Luego de darnos paso y escuchar unas bendiciones a lo lejos, continuamos nuestro camino.

Más adelante, otra barricada, donde sus miembros habían estado recientemente enfrentados con efectivos de la guardia y policía. El olor en el ambiente era muy fuerte. A 200 metros vemos a un grupo de personas que nos hace señas. Un poco más cerca escuchamos los gritos de quienes se encontraban ahí. Amenazandonos de quemar la ambulancia si seguíamos más allá. Nuestra ambulancia retornó inmediatamente, para resguardarse en una clínica cerca. No lo podía creer, habíamos sido amenazados a pesar de que íbamos claramente identificados como bomberos ( si observan nuestros carros, son muy particulares y están forrados con insignias por doquier). Luego escuchamos por la radio ( nuevamente, no esa radio que no transmite algo de lo que está ocurriendo, solo música) que habían quemado una ambulancia por los lados del Paraíso. No se imaginan el miedo que infundió tal noticia. En paralelo, unos compañeros de Protección Civil nos llevaron a donde estaban los heridos, los atendimos con rapidez y finalmente procedimos a regresar a nuestra estación. No sin antes ser revisados en la primera barricada. Al parecer se había corrido el rumor que la guardia y la policía usan vehículos de emergencias ( bomberos, ambulancias, Protección Civil) para pasar tras las barricadas y reprimir a los manifestantes. Conocer esto me decepcionó infinitamente. ¿Cómo puedes usar como arma a los servicios de emergencias en salud?, de igual manera, ¿cómo puedes siquiera amenazar a unos bomberos que están ahí para ayudar imparcialmente?.

La siguiente noche en la madrugada fue más dolorosa. A mi no me tocó salir en ambulancia porque debía descansar, sin embargo, no descansé. Mis compañeros fueron a rescatar a una bebé de apenas un mes de nacida, quien se encontraba severamente desnutrida y deshidratada. Vía telefónica tenía la tarea de guíar y canalizar el ingreso temprano de nuestra bebé. La ambulancia se dirigió a un hospital en Coche, donde desgraciadamente, no había algo para atender a la bebé. Inmediatamente la ambulancia parte hacia la Maternidad Concepción Palacios en San Martín, donde tampoco había insumos para atender a la bebé. Escuchar a mis compañeros describir cómo empeoraba la bebé no sólo rompía mi corazón, sino que me llevaba a buscar activamente más alternativas. Llamé al Hospital JM de los Ríos, pero al parecer solo funciona en horario de oficina. Llamo al 911, donde esperaba que me dieran más ayuda. Me identifiqué y solicité de urgencia que se comunicaran con el hospital (Bomberos USB carece lastimosamente de una comunicación efectiva con otros Cuerpos de Bomberos y con otros entes de emergencia, solo tiene comunicación con algunos entes del Municipio Baruta), a lo que me responden que no me pueden ayudar ( imagínense … estaba llamando al 911, quien se supone maneja TODAS las emergencias a nivel nacional ), ya que ellos solo manejan los números de los cuadrantes de seguridad y no de hospitales. Paralelamente, nuestros compañeros llegan al JM de los Ríos ( hospital especializado en pediatría) y tampoco había algo para atender a la bebé. Empecé a temer que la bebé pudiese morir en nuestra ambulancia, ya siendo el tercer hospital que visitaban mis compañeros. Finalmente, se dirigen al Hospital Domingo Luciani, donde pudieron hidratar adecuadamente a la bebé, sin embargo, no habían los reactivos ni los equipos para hacer los estudios de rigor para conocer el estado general de la bebé. Mis compañeros, fieles a sus valores, colaboraron con la mamá y la llevaron a una clínica para que le hicieran a la bebé todos los exámenes, para luego regresarla al hospital.

Ya estaba por amanecer, los ojos se me cerraban. Afortunadamente, estaba con un muy buen amigo bombero, y pudimos sobrellevar la noche conversando y viendo una película. Ambos no podíamos creer el inmenso viaje hecho por nuestros compañeros para que atendieran a la bebé.

Hoy me conseguí a un señor en twitter que dice que tengo un pensamiento únicamente orientado a la perspectiva “escualida” por comentar que no hay nada en los hospitales y la situación precaria de nuestros cuerpos de bomberos.

PD: SI estamos protestando, dejemos espacio para emergencias.
Si quieres ver un cambio en nuestro país, empieza por tí mismo.

Escrito por el Bombero Luis Urbina

ghbn


Hoy quiero compartir este relato sobre una de las experiencias de la vida real que vivió mi compañero en sus dias de guardia en el Cuerpo de Bomberos Voluntarios de la Universidad Simón Bolívar. Él no es poeta, ni filósofo, ni escritor famoso. Es Ingeniero Mecánico, y también es Bombero Voluntario de la Universidad Simón Bolívar. Así como nuestros amigos, como todos a quienes conocemos, como cada uno de los jóvenes de Venezuela (al menos la mayoría), Urbina quiere compartir con el mundo entero la  REALIDAD de nuestro país Venezuela. Ya basta de engaños y mentiras por parte de quienes están en el poder.

Como lo he dicho anteriormente, el tono rosa de mi Blog es meramente simbólico, en Vomité un Conejito  se habla de falsas princesas, se habla desamor… Hablamos de política, de sentimientos, poesía, filosofía, arquitectura, de entretenimiento y más. Porque así es la vida, lo es todo, y a partir de eso se construye y crea. Pues, no se hable más… Espero que les haya sido amena la historia, más que amena, esperamos que fuera de Venezuela puedan conocer nuestra verdadera situación.

Ver ¿Hasta cuándo Venezuela? Parte I

Ver ¿Hasta cuándo Venezuela? Parte II

Estos hechos ocurrieron alrededor de mediados del año 2017, yo que estuve atendiendo la emergencia con la bebé, que mi compañero relata, mientras él estaba ayudando a mi comisión desde la sala de comunicaciones de nuestra estación, no podría contarlo mejor, por eso se los comparto. Gracias por leer.

Silvia Navarro

Anuncios

14 comentarios sobre “¿Hasta cuándo Venezuela? Parte III

      1. Considero que más difícil que imaginarla, es entenderla. En mi caso, de no haber vivido situaciones como las que cuenta mi compañero Urbina, dentro de los Bomberos de la Universidad Simón Bolívar, seguiría pensando que son solo cosas que pasan en series o películas. Y el hecho es que no solamente pasan situaciones como esas en Venezuela, pasan en muchos países del mundo.

        Saludos! 🙂

        Le gusta a 1 persona

    1. Aprendí mucho durante el tiempo que estuve en formación y luego durante mis años de servicio en el Cuerpo de Bomberos Voluntarios de la Universidad Simón Bolívar. Todo se lo debo a mis superiores y subalternos, que más que eso, fueron mis compañeros. Personas como Luis Urbina, que en el dia a dia luchan con los pocos recursos con los que cuenta nuestro Cuerpo de Bomberos, para ayudar a nuestro país, a toda persona que lo necesite, sin importar el bando político al cual apoyan, ni el credo religioso ni mucho menos la etnia o clase social a la que pertenezcan. Lo mejor para nosotros, el recibir una sonrisa, una mirada e incluso una bendición en agradecimiento por la ayuda recibida. Aprendimos en los bomberos que esos valores y principios que veíamos enmarcados cada dia al entrar en nuestra estación, no sólo eran aplicables dentro de nuestra Institución o al estar uniformados, sino que eran enseñanzas de vida aplicables en nuestras vidas personales, en los estudios y trabajo, te los comparto abajo porque es algo de lo que me enorgullezco mucho ❤

      Nuestros Valores:
      – Disciplina: Mostramos respeto para con nuestros superiores y subalternos. Cumplimos y hacemos cumplir nuestras Leyes, Reglamentos y Normativas. Cumplimos nuestros compromisos para con la Institución y la Comunidad.
      -Estudio: Creemos en y promovemos el estudio como herramienta de crecimiento personal y profesional.
      -Excelencia: Mejoramos continuamente nuestros procesos, sistemas y formación integral como individuos para brindar un mejor servicio a la Comunidad. Promovemos en nuestros miembros mayores niveles de eficiencia.

      Nuestros Principios:
      -Cuidamos nuestras vidas y los bienes de nuestro Cuerpo de Bomberos: Entendemos que cada miembro de nuestra Institución, equipo o unidad es un recurso indispensable para cumplir con nuestra misión.
      -Trabajamos con integridad: En el ejercicio de nuestro trabajo siempre nos destacamos por la ética, la honestidad, el respeto y trato justo a cada persona.
      -Resolvemos nuestras diferencias a través de la conciliación: Entendemos que la mejor manera de resolver un problema es a través de la conciliación de las partes. La comunicación, el reconocimiento de nuestros errores y las acciones para mejorar nos permitirá mantener relaciones interpersonales positivas.
      -Cumplimos los compromisos adquiridos.
      -Trabajamos en equipo: Hacemos lo posible para sumar esfuerzos en el cumplimiento de la misión y el logro de la visión de nuestro Cuerpo de Bomberos. Esto significa desarrollar al máximo nuestras capacidades y ponerlas a disposición de nuestro equipo de trabajo como un recurso único e invalorable.

      Espero que tengas un lindo dia Carlos! 🙂

      Le gusta a 2 personas

    1. En Venezuela tenemos muchos Leila, no solamente desde instituciones voluntarias, sino, incluso, personas que individualmente desde sus posibilidades, ayudan en lo que pueden. Ahora más que nunca tenemos que estar orgullos@s, porque muchos de ellos, ahora se encuentran representando a nuestro país desde los diferentes rincones del mundo. ❤ Esperemos que pronto puedan volver.

      Abrazos para ti! 🙂

      Le gusta a 4 personas

Responder a Leila Abidar Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s