ars poética·Autores colombianos·Poemas

Ars- José Asunción Silva

ARS POÉTICA (Poemas) (8)

El verso es un beso santo. ¡Poned en él tan sólo,
un pensamiento puro,
en cuyo fondo bullan hirvientes las imágenes
como burbujas de oro de un viejo vino oscuro!

¡Allí verted las flores que en la continua lucha
ajó del mundo el frío,
recuerdos deliciosos de tiempos que no vuelven,
y nardos empapados de gotas de rocío

para que la existencia mísera se embalsame
cual de una esencia ignota
quemándose en el fuego del alma enternecida
de aquel supremo bálsamo basta una sola gota!

José Asunción Silva.


José Asunción Silva. Fue un poeta colombiano. Nació en Bogotá, el 27 de noviembre de 1865. Entre los años 1876 y 1878 asiste al colegio Liceo de la Infancia, de Tomás Escobar. En 1878 deja sus estudios y comienza a trabajar en el almacén de su padre, que desde entonces se llama R. Silva e Hijo. A finales de octubre del año 1884 viaja a París, cumpliéndose así su gran anhelo. Va invitado por su tío abuelo, Antonio María Fortoul, que muere antes de que Silva llegue. El viaje a Europa es decisivo en su vida y marca un cambio en su poesía. Silva lee copiosamente, vive con intensidad la vida sofisticada de París y viaja a Londres y a Suiza. Regresa a Bogotá en 1886. Para el año de 1887, muere su padre, don Ricardo Silva dejando el negocio en bancarrota. El poeta se enfrenta a la crisis económica. En 1894, es nombrado por Miguel Antonio Caro secretario de la Legación colombiana en Caracas. En Caracas lee y escribe sin descanso, su correspondencia de entonces es abundante. Se relaciona con los redactores de El Cojo Ilustrado y Cosmópolis. Al regresar a Bogotá, en 1895, adelanta gestiones para establecer una fábrica de baldosines, empresa en la que fincaba sus esperanzas para mejorar la situación económica, pero fracasa con dicho negocio y los acreedores lo persiguen. Trabaja febrilmente en la reconstrucción de la novela De sobremesa. Se suicidó a sus 30 años dándose un tiro en el corazón con un revólver Smith & Wesson, y se cuenta que se encontró el libro El Triunfo de la muerte de Gabriele D’Annunzio, a la cabecera de su lecho. Su suicidio se debió a su escasez de dinero, entre otras variadas causas detalladas por expertos y conocidos suyos y del medio social bogotano de la época. Siendo hallado muerto en su habitación, el 24 de mayo de 1896 en la ciudad de Bogotá.

Es considerado uno de los más importantes precursores del modernismo y, según otro sector de la crítica, uno de los más importantes escritores de la primera generación de modernistas.