Autores venezolanos·Poemas

Poemas de Emira Rodríguez 1/2

emira rodriguez poemas

Poemas del libro Malencuentro, pero tenía otros nombres (2008).

FLORA

amaneció apamate
toda cubierta color desparramado a chorros a goteras
a picos de pájaros goteando soledad resina
en la madera las hojas el resuello color
no se desdice en los bejucos lianas confetti alfombra
rosa de francia hilos de lana pink color de artesanía
no se desdice cae a borbotones sobre la tierra arcilla
sobre las tinajas los cuellos bebedores de tinajaslargas las tinajas panzudas pintadas asimismo
insensato color
en los tejados se derrama mezclándose
un instante un día
más nunca en los barbechos en los riscos que se ponen
a caerse de puro encandilados
en las exudaciones en las canteras
en los acantilados más abajo mucho más allá de los tres
puntos cardinales del nueve
conjugados
color coloras coloramos
amaneció apamate instante de resina con hormigas
minúsculas once de abril apamate


 

nomeolvides flor de caujaro blanca nomeolvides
trinitaria jazmín clavel de muerto prendido en los
cabellos nardos senos azules lívidos
con dos insectos cárdenos posados flor papagayo
del hombre prendida en las rodillas poinsettia
papagayo poinciana durante tantas horas
terciopelo bella de noche putica corona de cristo
penetrando en la carne última tarde
de febrero ¿o de agosto?
luz del amanecer rompiendo en botón de oro nomeolvides
magnolia grandiflora desparramas pistilos en tapices
violáceos jacarandá luz del amanecer bajo las ramas
nomeolvides diamelas cuarentonas estoy triste
tara palo maría cayena nomeolvides
nomeolvides carackas ave del paraíso flor de las berberías
lenta serpiente negra nomeolvides
chaparrillo morado palo sano con olor de vainilla
nomeolvides clavel de galipán
diego de noche ixora flor de yeso
floripón estoy triste bajo las ramas nomeolvides
nomeolvides camelia de metales pálidos falcón
de enredadera clavellina
malva noche de insomnio mal amor
no me olvides


 

GEOGRAFÍA Y OTRAS PERTURBACIONES

 

como no estar en ninguna parte cara mestiza
afuera la tarde sigue igual el río sigue igual
rico y desajustado asombrado de su propia opulencia
mi camisón van raalte tiene un hueco en la falda
por el hueco se desliza un reguero de arena
las lozas frías de las excavaciones son anteriores
a todas las cosas por eso no debimos detenernos
en el amanecer interrumpiendo el flujo del tiempo
ahora somos una ausencia ni siquiera un recuerdo
y están ardiendo las palabras
en el mango de una cuchara del ojo vaciado
de la canícula
ven todo el tiempo en alto no te deslices
no es fácil encontrarte en este pueblo con todas las
calles vacías y el barro de las inundaciones
poniendo su color
¿sabes? solíamos atravesar el viejo puente
con los caballos adelante
y no era para menos ahora
con un amor de romanillas somos más pequeños
voy por mi caballo
unas veces se llamaba brujería


 

del arcón brotaron nautilos
espejos incrustaciones vegetales
estallaron gárgolas azules trilobitas
papeles pergaminos
una huella de la salamandra, el cofre
pétreo era una montaña laminada
de un solo sol a media legua de aire
a cuatrocientos pasos justos
a punto de amor a orillas de morir
digo
que todo formaba parte de los túneles de las
entradas laterales de los dolores que nos
fuimos abriendo a golpe de vida
con fuerza de agua con los plumajes mojados
de arcilla los sueños dispersos como plaga
sobre la milenaria arcaica la ciudad de los gitanos
los habitantes únicos
digo
que hubo un pájaro cóndor
que éramos siempre sin principio
que pudimos recoger los pasos
el arcón de piedra no sabía de una montaña deslizada
y guardaba el azufre y las aldabas
¿dónde estás dentro de estos círculos?
no siempre me alcanza el aliento malencuentro
para contarte de aquellos hechos
¿por qué no vienes?


 

hagamos un día de color insano
de caña de maíz
vayamos con las migraciones de palacio en palacio
por las rutas los ríos subterráneos
como si ya fuera el tiempo de la siega
espigados de fiebre inútilmente alertas
con hacederas de metal fundido con olor a tabaco
en la vivisección de los cadáveres opulentos
con olor a fenol a esencia de cambur
derrotados de antemano y vivos
en deslizamiento ciertos a rastras, no se debiera.
no es esta la morada
cuando aprendí a volar se fueron todos
te dije cómo podíamos invocar aquellos muertos
se habían quedado rezagados con pájaros nocturnos
en la anticipación de los espejos sabíamos todo
del reino sabíamos
por las calles por el río que no nos dejó nunca
excesivo
llenando los aledaños el puerto de la noche
los elementos de maraña la gran piedra
supimos todo del reino
no se debiera malencuentro no se debiera


 

bajo la casa un cerro parpadea
la casa sola tal vez con hombre adentro
algún juguete un catre una silla
al catre sólo a veces tiembla
algunos postes de luz subrayan esa soledad
de casa sola de techo de paredes de cal
pasan nubes
yo paso
a veces un muchacho de camisa amarilla
se acerca solo
un banco recostado del muro está
yo estoy también
acontezco y crecen uñas cabellos pecas
hay manchas color de tarde sobre
la casa sola sobre el cerro
la puerta abierta por la noche
llueve solo un árbol
sólo un pájaro sube


 

COSAS DE AMORES

 

tú hablabas de los encuentros fortuitos
evocando una mañana distante de palabra
aparecieron cauces profundos entre la flor del saúco
y los castillos
en los muros de tapia aquellos harapos despojados
y el color malva
eran de algarrobinia los paisajes
colores extendidos casi de lago iridiscente de humo
de indefinible
reverberando el sol y las memorias
en miradas ausentes
nombres que excavó la lluvia en monedas de cobre
en los pantanos en las botijas halladas en pedazos
y la fábula del viento aquel
malencuentro
las rocas en el río murmurando historias
no podíamos escucharlas sin sentir un frío
desasistidos de una razón primera
del odio o del amor
las arenas huían fugaces por entre los dedos
desenterradas las señales de la forja
días de aventura parecían a veces
de aventura


 

comenzó a cantar el pájaro
hace frío hace muchos años de venir andando
hace siete falenas y una comarca estéril
hace soledad hojas de maíz
hace tristeza
no más decir que todo lo pudo silenciar el agua
fue aquel instante pánico
los ojos tristes y el agua la insensata
tláloc arrastrando las hojas de los árboles
los tejados frágiles algún suspiro inoportuno
y toda aquella soledad gritándose
contra las aceras
no sabiendo de aquella fractura
gritándose contra lo que pudo regresar, entonces,
de la niebla
derrotado ante tanta evidencia soledad
sin oponerse
sin poder ya decir de los fantasmas empujados
el mar hundiendo
el tótem acertado
y vivo
que ilustraba una historia
por los pasillos ahogados de silencio
comenzó a cantar el pájaro

Emira Rodríguez.


emirarodrc3adguez
Emira Rodríguez.

Emira Rodríguez. Poeta, narradora, pintora y artesana venezolana. Nacida en Porlamar, isla de Margarita, el 13 de enero de 1929. Desde muy joven residió por largo tiempo en Italia donde comenzó a escribir a escondidas de su primer esposo. En 1963 regresa a Caracas y trabaja como administradora hasta 1967, en la revista “Zona Franca”. Se casa por segunda vez con el poeta, crítico y folclorista venezolano Juan Liscano y a partir de 1970 empieza a publicar poemas y relatos en revistas españolas y venezolanas. Publicó los poemarios: La casa de Alto (1972), Malencuentro, pero tenía otros nombres (1975) y Como sueños ajenos (2001). Murío el 16 de febrero de 2017.

2 comentarios sobre “Poemas de Emira Rodríguez 1/2

    1. Me gusta guardar estas joyas que voy encontrando en mi camino para leerlas después. ❤ Tenía pensado transcribir los poemas que seleccioné de su último libro, para publicarlos mañana, pero no me he tenido chance de transcribir 😢 espero poder hacerlo pronto.

      ¡Saludos Antonio! 🙌😘

      Pd.: Lo mejor de esas joyas raras, es que muchas son venezolanas 😅😊 Me da mucho orgullo y emoción encontrarlas.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s