Autores venezolanos·Poemas

Poemas de Victoria Benarroch

victoria benarroch poemas

«No se logra salir ilesos del cofre olvidado
que guarda la memoria
y espera     el retorno que nos salve»

Victoria Benarroch.


 

Una mujer     nombra la vida

es una gota que besa
el espíritu del que la sueña.


 

Fuera del eco en letras que rasgo
voy a deshacer
lo que anuda el laberinto
donde me apoyo y respiro

despojarte     es aventurado
me daría una luz que desconozco.


 

De la rabia

Si intento desalojarte
la boca se vuelve agua
en el animal que llevo

velas    lo que no te pertenece

tu voz de raíz
hundida en la tierra
te reduce entre los arbustos
que añoran calma

te disfrazas de ternura
para desprender
de las piezas blancas el llanto.


 

Del desamparo

Una tormenta acecha
a mi ciudad

es de polvo
de lágrima en mi estómago

de sus escombros
el marfil de la ausencia.


 

De dejar ir

Emigrar
mirar su doblez
su superficie ondulante
que habita y crea
antes de la partida
el instante
donde existe la serenidad.


 

Del abandono

Advierte el destierro

el cielo
es su sustento

no teme al árbol
ni a la llovizna del río

deja en la vereda su esencia
la barca que nos lleva

En la tierra
hay que tejer     nuestro abandono.


 

Un tronco le dice a mis manos
que no están solas

en su corteza
matices del tiempo
sollozan

adheridos
dibujan el eco.

Espejo del bosque
que nos sobrevive

resguarda mi humedad
y la distancia
entre cada una de sus ramas.


 

El aire de los astros
traslada hasta su manto
a la mujer triste
que miraba a la ventana
al encuentro fortuito de las estrellas
que esperaban
desde hace siglos    su palabra.


 

Del olvido
una historia desterrada de los labios

a la mitad de la noche a la mitad de la vida.


 

A la vera de la orilla
creer en el verso
detiene en la brizna
la compasión de nuestra huida.


 

Desde el silencio de cada vagón
deshojas la ternura
nombras la tristeza
elevas la sombra de una perla
que teje la ausencia
y descubre      el misterio de su luz.


 

De los caminos
desgrano el miedo

florece en la transparencia
de una lágrima      el desarraigo.


 

Una semilla
transita toda la tierra
deleitada en su sed
ilumina
el vuelo de amar
lugares de nostalgias
y a esa tristeza
que no deja de acompañarme.

 

Victoria Benarroch.
Poemas del libro La memoria de los trenes (2015).


victoria benarroch
Victoria Benarroch.

Victoria Benarroch. Poeta venezolana. Nació en Caracas (Venezuela), el 17 de agosto de 1962. Es educadora con estudios en psicología y psicoanálisis y tiene estudios de fotografía y dibujo a plumilla. Fundadora y directora del prematernal Tip-Tipot de Hebraica (Caracas, 1992-2001) y directora de la prueba piloto de la primera metodología para libros de vida dirigidos a infantes de casas hogares en Venezuela. Actualmente se desempeña como asesora psicoeducativa a nivel individual, familiar e institucional. Participó en el taller de poesía del Centro de Estudios Latinoamericanos Rómulo Gallegos (Celarg, 2001-2002) dictado por la poeta María Antonieta Flores. Realizó estudios de especialización de escritura en el Instituto de Escritura Creativa (Icrea) en 2002 y 2003. Poemas suyos acompañaron el trabajo de J. J. Castro en la exposición Apuntes para una retrospectiva 1954-2003, realizada en el Hotel Tamanaco Intercontinental de Caracas (Mes de la Fotografía, 2004). Una selección de sus poemas aparece en la antología Voces nuevas (2001-2002), del Celarg. Ha publicado el poemario Entretejido (Editorial Eclepsidra, 2007). Es miembro de la Asociación de Escritores de Lengua Castellana de Israel (Aielc). Muestras de su obra poética han aparecido en varias revistas venezolanas e internacionales y ha participado en varias lecturas de poesía. En 2015 publicó La memoria de los trenes (Eclepsidra) y la segunda edición de Entretejido (Ediciones Grupo Tei).

 

2 comentarios sobre “Poemas de Victoria Benarroch

  1. Es un verdadero placer descubrir a esta poeta, Victoria. Me encanta la forma en la que puede abrirte un mundo con pocas palabras.
    Para muestras este poema que es increíblemente perfecto…

    Una mujer     nombra la vida
    es una gota que besa
el espíritu del que la sueña.

    Me emocionó porque encierra un mundo en unas cuantas palabras y describe a la mujer como esa alma siempre dispuesta a querer y a compartir su cariño, a ser el sueño de su enamorado.
    Una pasada. Muchas gracias.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s