Autores venezolanos·Poesía

Poemas de Jesús Montoya

.

«Soy el camino que perdí».

Las noches de mis años (2016), Jesús Montoya.

.


.

En cada camino hay recuerdos tejidos en aceras frías,
tejidos a las noches rojas,
apretadas,
esas noches que marcharon sin razón
y se fueron simples
como un deseo.

Cada noche que pasa es un deseo que se va.

.


.

Imagino el futuro desde calles
frías y hediondas como hermosos años
que vienen de puntillas a buscarme,
años guardados en el mar,
años de espuma,
años con forma de ola
que atraviesan las calles
donde me entran unas tremendas ganas
de escribir y escribir hasta romperme;
porque siempre quiero escribir cuando no puedo,
porque los poemas se me abren
como cicatrices en las manos
cuando creo ser un inmundo
vidente que camina como un ciego
sin saber que no ve,
porque siempre parezco estar en lo alto
y nunca recuerdo mis caídas,
porque conozco mi pasado y su distancia
y todavía sigo amándola.
Imagino el futuro,
imagino su brevedad en mi piel,
una caricia,
una melodía oculta en la brisa.
Imagino el futuro
y lo desprecio.
Imagino el futuro
y nada más lo imagino,
para no tener que recordarlo.

.


.

«Mamá,
hay un barranco en tus ojos,
de allí nacieron todos mis poemas
».

Las noches de mis años (2016), Jesús Montoya.

.


.

Entre el desorden de mi vida,
de estas horas sin dormir que no pasan,
de este pecho y este corazón anciano
que vive enredado en sábanas mugrientas.
Entre el desorden de mi vida,
de esta puesta de sol que no existe
de esta enfermedad,
de estos ojos llorosos
y esta nariz roja, rota.
Entre el desorden de mi vida
en mi retrato,
en mis manos,
en la ausencia de mamá,
en la ropa vieja y la alegría.
Entre el desorden de mi vida pueden
venir a buscarme,
arroparme de abrazos,
darme el último beso
y despedirse conmigo de mi vida.
Entre el desorden de mi vida
pueden señalarme el mar aunque esté lejos,
porque siento cómo se derrama,
porque siento su voz elevándose,
atravesando la mía.
Entre el desorden de mi vida,
díganme cómo puedo comenzar a caminar
otra vez,
cómo puedo comenzar a amar otra vez
cómo puedo jugar con el barro
y mancharme el rostro,
cómo puedo decir siempre sin sentirme
el más culpable de los hombres.
Entre el desorden de mi vida
hasta podrían perderse,
hasta podrían enamorarse.
Entre el desorden de mi vida
no hay peso
ni rastro
ni horizonte
ni estrellas,
hay una habitación sucia
un bombillo que no enciende
unos zapatos empapados
de lluvia,
un corazón quebrado.

.


.

«Y cómo no voy a perderme,
en Mérida, viendo la lluvia caer,
soñando sin soñar,
amando sin creer,
cómo no voy a perderme
en esta dulce y delicada mentira
».

Las noches de mis años (2016), Jesús Montoya.

.


.

Hoy vengo sin lunas, tengo en mis ojos rotos su color. Hoy vengo sin lágrimas, ya no me caben en los ojos. Hoy vengo marchito, pero todavía espero y no perezco. Me encuentro de espaldas a mi alma y el sol recoge sus pedazos. Estoy feliz de no estar triste. Estoy feliz de doblar en las esquinas, de amarrarme su perfume al cuello, de contagiarme delsilbido del viento y de perseguirlo hasta golpearme con la muerte.

Hoy vengo tejido de la materia con la que se funda la distancia,
hoy vengo más vivo que muerto como el corazón de un pájaro.

Hoy vengo y vendré siempre ajeno,
perdido por completo por el mundo
con mis garabatos arruinados,
llenos de vida, llenos de amor.

.


.

«tengo el horizonte roto en la garganta
porque el cielo es todo lo que canto
porque mi amor es todo lo que brilla detrás del sol,
y mi destino siempre será distinto en cada poema
».

Las noches de mis años (2016), Jesús Montoya.

.


.

De vez en cuando, en plena madrugada, me quito el sombrero y camino en dirección contraria, me quito la noche y los zapatos, me rasgo apresurado el pecho y los recuerdos, comienzo una y otra vez. Tengo el mundo para mis adentros, muchacha, dónde más voy a buscarte.

.


.

«Tengo el corazón terriblemente dulce y vacío,
esta es mi maldita penitencia.
Tengo el corazón blando, mecido por la lluvia,
esta es mi maldita penitencia
».

Las noches de mis años (2016), Jesús Montoya.

.


.

«Todo nos consume. Todo nos arrastra. Decimos siempre adiós para ser la huella y el camino. Somos estos pasos que, sin dirección, palpitan por la tierra».

Las noches de mis años (2016), Jesús Montoya.

.


.

Y estará la noche, siempre la noche.
La noche hace mi vida inolvidable.

.

.

.

Jesús Montoya.
Poemas del libro Las noches de mis años (Monte Ávila Editores- 2016).

.


Jesús Montoya.

Jesús Montoya. Poeta venezolano. Nació en el Edo. Mérida (Venezuela), el 20 de diciembre de 1993. Es Licenciado en Letras mención Lengua y Literatura Hispanoamericana y Venezolana por la Universidad de Los Andes (ULA) y Magíster en Estudios Literarios por la Universidad Federal de São Carlos.

Autor de los libros: Primer viaje (2013, ganador de la mención Poesía en el XXIII concurso DAES de la Universidad de Los Andes), Fueron las olas (2014, ganador del XVII Concurso de Poesía Joven Lydda Franco), Las noches de mis años (Monte Ávila Editores, 2016, Premio de Obras para Autores Inéditos), Hay un sitio detrás de los incendios (Valparaíso Ediciones, 2017, I Premio Hispanoamericano de Poesía “Francisco Ruiz Udiel”) y Rua São Paulo (Fundavag Ediciones, 2019, II Premio Franco-Venezolano a la Joven Vocación Literaria).

Forma parte del consejo de redacción de la revista POESÍA de la Universidad de Carabobo. Actualmente reside en Brasil, donde se desempeña como traductor y profesor de español.

.

Ver Línea de tiempo de los poetas venezolanos.

2 comentarios sobre “Poemas de Jesús Montoya

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s