Autores venezolanos·Colaborador·Narrativa·Poemas de Eduardo R. Blanco·Venezuela

Un sueño de contemplación eterna

Escrito ayer, 19/11/2020, día mundial de la Filosofía.

Los antiguos creían que los sueños del alba eran verdades, revelaciones divinas, profecías. Las relaciones las encontramos en Homero, en Virgilio, en Ovidio, en Horacio, en Dante, y por supuesto también en Borges, que no es antiguo pero siempre nos lleva de paseo con aquellos.

El momento de los sueños cerca de la aurora es el tiempo en el que cierne lo que es verdadero (traducción libre de Ovidio), pasando por una de las dos puertas del sueño; la puerta de pulido cuerno por la que llegan los sueños que cumplen cosas verdaderas para aquél que los vea, como se cuenta en la Ilíada, la Odisea y la Eneida. Bajo la aurora tuve un sueño que, siendo hoy día internacional de la Filosofía, representa para mí una bonita sincronía y me hace pensar en la maravilla de que en su contenido pudiese haber algo cierto. Lo cuento:

Sigue leyendo “Un sueño de contemplación eterna”
Poemas de Eduardo R. Blanco

Habitar en ti- Eduardo R. Blanco

Contigo escapo de la angustia;

contigo ni se acelera ni se dilata el tiempo:
solo dura, se hace hermoso presente,
momento de bellos aromas.
La sonrisa, la pasión
el pensamiento y la palabra
a cada rato, a tu imagen o tu compañía,
se asoman;
es allí cuando nace el poema
cuando se hace sensible, evidente,
lo poético:
En el habitar, en el color de tus ojos,
en tu lengua y en tus labios,
en tus brazos y  en tu piel morena
en tus pensamientos y en tus letras;
en el sentir de tus sentimientos;
en el te quiero en que nos queremos.
Eduardo R. Blanco.

 

Poemas de Eduardo R. Blanco

Viñedo- Eduardo R. Blanco

Suspiro en tu cuello

Y aspiro el olor debajo de tu oreja

Tu deseo y mi deseo.

Pruebo el dulce vino de tus uvas

Tu pecho es tu viñedo y mi viñedo;

Suaves y bronceadas lomas enredaderas

Frutas preciosas de las que quiero más

Cada vez que pruebo.

Jugo licor de uvas

Pasión y veneno en los que me enredo.

Si me ofreces tus orillas

Morenas y hermosas playas

Cada vez iré yo, como paloma al vuelo

A embriagarme de tus aguas

A copartirte de mi cielo

A recorrer a caricias tu piel

A amarrarme con tu pelo

Y besar todos tus labios

Y terminar como al comienzo

Con más de tu deseo y mi deseo

Con el olor divino debajo de tu oreja

Y el suspiro sobre tu cuello.

 

Escrito por Eduardo R. Blanco. Sigue leyendo “Viñedo- Eduardo R. Blanco”

Poemas de Eduardo R. Blanco

Un poema con mi nombre (VI)- Eduardo R. Blanco

literatura (5)

Qué eres; bendición, pecado o problema; o
Arena que se abraza con una ola de mar o
Una flor dibujada en una hoja de papel
O una sonrisa de coco entre granos de avena y
Uvas en un par de copas de madera o
Diosa; Selene o Diana, o Sirena
O hiena, o loba, o sierpe
O fruto o poema
Qué sos,
Dime,
Morena.

Escrito por Eduardo R. Blanco. Sigue leyendo “Un poema con mi nombre (VI)- Eduardo R. Blanco”

Poemas de Eduardo R. Blanco

Un poema con mi nombre (V)- Eduardo R. Blanco

 

literatura eduardo r blanco

A mí me encanta cada vez que me nombra
Cada vez que
Me dice;
Blanco,
Y yo digo;
Niña.
Y me dice;
Niño.
Y yo digo;
Loca
Y termina;
Perro,
Luego, yo:
Tonta.
Y así nos seguimos el juego
Como si esas palabras que nada definen
Y que quizá dicen pequeñas verdades
Fuesen a la vez insultos y apodos tontos que
La tecla de la ternura nos toca.
Me gusta que Usted sea esa,
Me gusta que seamos esos. Sigue leyendo “Un poema con mi nombre (V)- Eduardo R. Blanco”

Poemas de Eduardo R. Blanco

Un poema con mi nombre (III)- Eduardo R. Blanco

literatura eduardo r blanco

Todos los días me he preguntado
Quien soy,
Hoy
No lo he hecho
Y poco me importa.
Hoy
Para este día
Hay una ausencia
Que más bien es lejanía;
El dibujo de esa tenue silueta
Que es la fusión
De la tuya y la mía,
Que me hace preguntarme y preguntarle;
Quién es Usted y
Qué somos
¿Quiere que seamos?

Sigue leyendo “Un poema con mi nombre (III)- Eduardo R. Blanco”

Poemas de Eduardo R. Blanco

Un poema con mi nombre (II)- Eduardo R. Blanco

    literatura eduardo r blanco

El mundo es un caos de claroscuros, de sombras y de luces que tiran, que se reproducen; nosotros somos sus hijos creadores. El mundo es orden y desorden, y viceversa. Un mundo que, no es que va del orden al desorden o del desorden al orden, o a veces una y otras la otra, sino que, una y otra a la vez; entonces uno se hace bolas, que ruedan y se deslizan. El mundo es una concavidad que nos sugiere una pesadez que nos traslada a través de ella, de abajo hacia arriba y desde arriba hacia abajo, por su curvatura. El mundo sugiere, nosotros elegimos. Elegimos y nos convertimos en Sísifo; desafiamos su concavidad, vamos en su contra; construimos, deconstruimos – destruimos- y reconstruimos; en contra de dioses, del mundo y de nosotros mismos. Fuera mundo, fuera mito, fuera religión, fuera sujeto y objeto; vuelvan a tocar la puerta, pero todos juntos… Primero despedidas, luego bienvenidos a la nueva relación; con nosotros, humanos, parricidas, suicidas, creadores de la verdad – esa gran mentira.

Sigue leyendo “Un poema con mi nombre (II)- Eduardo R. Blanco”

Poemas de Eduardo R. Blanco

Un poema con mi nombre (I)- Eduardo R. Blanco

literatura (4)

A Usted, Silvia.

Pediste, hace algún tiempo, que escribiese para tí algo que lleve por título tu nombre (o eso entendí); realmente me has puesto a pensar; pensarte, pensarme, pensarnos. ¿Qué podría escribir? supongo que cualquiera pensaría que con escribir cualquier cosa sería suficiente, pero no me creo cualquiera, no te creo cualquiera; así que ¿algo simple, algo corto? lo simple nunca sirve para dibujar por completo lo que no entendemos, o lo que tenemos por verdades. La  extensión poco importa, cuando se dice mucho se corre el riesgo de convertir a la palabra en disfraz; cuando se dice mucho muchas veces se miente. Correré el riesgo. Hay tantas cosas que me gustaría decir y que no puedo por miedo a que sean mentira, a que sean verdad o a terminar de darme cuenta que no existe una cosa o la otra sino la unidad de eso, a pesar de la aparente dualidad.

Sigue leyendo “Un poema con mi nombre (I)- Eduardo R. Blanco”