Autores venezolanos·Poemas

Dura menos un hombre que una vela…- Eugenio Montejo

Dura menos un hombre que una vela
pero la tierra prefiere su lumbre
para seguir el paso de los astros.
Dura menos que un árbol,
que una piedra, Sigue leyendo “Dura menos un hombre que una vela…- Eugenio Montejo”

Anuncios
Poemas de Silvia Navarro

Tres poemas de amor o desamor

Poesia.png

Hoy, en el Día Mundial de la Poesía quiero compartir estos tres poemas escritos por mí, quizás en conjunto cuenten una historia o varias, tal vez versen sobre el amor o el desamor. Que todo lo juzgue el lector. ¡Feliz día!

21 de marzo, Día Mundial de la Poesía


 

Ya no queda nada de esa a quien amabas
Ya no queda nada de ese a quien yo amaba
Sólo quedan el silencio y el vacío
Mucho dolor y sentimientos dañinos
Pido perdón por errores no cometidos
Pido perdón a quien hizo de mi corazón añicos
Pido perdón sin que mis palabras lleguen a destino
Lo pido a gritos y a susurros
Gritos que se quedan a mitad de camino
Susurros que se pierden en un laberinto
Todas mis palabras se detienen
ante tu muro de silencio y vacío

Silvia Navarro
16/03/19


 

Despierta,
Así te encontré esa tarde veraniega,
Devorando las páginas de una novela.
Estabas tendida sobre nuestra banca predilecta
Esa, en la que nos sentábamos
A besos y abrazos
Para contarnos nuestros sueños.

Y tu largo cabello
Se desparramaba por los bordes de cemento,
Bella enredadera de ensueño. Sigue leyendo “Tres poemas de amor o desamor”

Cuentos de Silvia Navarro

Bestias

Desde hace más de media hora me han estado persiguiendo, todo es un caos, estoy en medio del campo de batalla, no los puedo evadir, no puedo salir; las dos veces que lo he intentado y he llegado a pasar la línea divisoria, vuelven a empujarme aquí adentro con estas bestias, y continúan la persecución en mi contra. No puedo defenderme, no me queda más que huir.

Me han pateado una y otra vez, cada patada en el costado me duele, caigo al suelo; pisotean mi cuerpo una y otra vez. Siento la velocidad del aire contra mi, todo esta pasando tan rápido, no se detienen. Caigo al suelo, vuelven a patearme y el siguiente también lo hace y me estrello de frente contra un poste. Y vuelvo a sentir la velocidad del aire. Me encuentro en un ir y venir constante.

Fuera del campo de batalla se encuentra una multitud enardecida, todos observan con fervor la atrocidad que están cometiendo conmigo estos salvajes. Nadie hace nada por detenerlos. Esos de allá afuera no hacen más que aplaudir, gritar y cantar cosas que no logro entender desde acá abajo.

De un momento a otro, uno de mis perseguidores se apodera de mi, haciendo que la mitad de los observadores de allá afuera se levante de sus asientos con gritos de apoyo hacia esta bestia que me está pateando, mientras a otro tanto de reojo los puedo ver nerviosos, inquietos, tal vez molestos.

Mientras me patea, yo intento huir, el resto de las bestias va cambiando de lugar en el campo de batalla, se agrupan, se dispersan, corren de un lado al otro y otro tanto que se abalanza hacia mi atacante, es como si todos se pelearan por tenerme.

En segundos mi atacante me ha llevado a un extremo del campo de batalla, me da una última patada con todas su fuerza, me da justo en el costado izquierdo, una última patada que me hace volar pasando al lado de otra de esas bestias que intenta detener mi paso. Y pienso por un instante que voy a ser libre, pero me equivoco, he caído contra una red, estoy acorralado.

erwinolaf_erwinvandersar02.jpg

En todo el campo solo se escucha un grito a la vez, el de los observadores de allá afuera y la mitad de los de acá adentro.

¡GOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOL!

Silvia Navarro
15/09/16


Imagen: design you trust

Este intento de relato pertenece a una serie de relatos que hice durante el Curso de Narrativa y escritura al que asistí en el 2016, en la Casa de las letras Andrés Bello, Caracas, Venezuela.

Poemas de Silvia Navarro·Venezuela

Los Malos… Los Buenos…

Los malos, los buenos.png

Cuando los malos gobiernos tienen miedo,
Se esconden;
Se cobijan
con sucias estrategias.
Limitan
Callan al pueblo,
para que solo se escuche una voz…
La de ellos.
Su cobardía
es ambiciosa.
Se habitúan,
se acostumbran
a las trampas.
Contradicciones.
Las calumnias hacia el adversario
Son comunes,
Son mediocres.
Cuando los malos gobiernos tienen miedo,
Dicen algo
Y hacen algo
Diferente a lo que promulgaron.
Imponen
Sus decisiones.
Y así, van ellos
entiendanlos,
Tienen miedo.
Cuando un mal gobierno tiene miedo,
Su diálogo
produce confianza,
Aunque en el fondo
esté lleno de malas intenciones.
Arbitrarios
Tienen miedo,
Y también tienen
Una confusión de funciones.

Silvia Navarro
19/07/16


Fotografía: Silvia Navarro

Poema dedicado a mi país, Venezuela.

Poemas de Silvia Navarro·Venezuela

Un hombre llora

Al Licenciado en Seguridad Laboral anónimo

agnes-cecile-9

Esta mañana vi a un hombre llorar,

Triste hombre

que ayuda a sus semejantes rogaba.

Pidiendo disculpa,

su discurso iniciaba

pero mientras sus penas contaba,

un nudo en su garganta se formaba y

con lágrimas de dolor y rabia

El transporte público en el que pedía limosna

Abandonaba.

 

Silvia Navarro

02/09/18


Imagen: Agnes Cecile Sigue leyendo “Un hombre llora”

Artículos·Venezuela

Venezuela para Dummies- por Laureano Márquez

Donaldo Barros 6.png

Fuera de Venezuela, a muchos les cuesta comprender lo que sucede en nuestro país. Es común ver a comentaristas en los espacios de opinión e incluso a sesudos analistas que siguen sin enterarse de lo que acontece en la patria de Bolívar. No es de culpar -incluso a los que llevamos 20 años padeciendo esta tragedia, nos cuesta-, pero es menester ayudarles.

Vamos a ver:

  1. ¿Es Venezuela una dictadura? En primer lugar debemos señalar que hay que distinguir cuando hablamos de democracia entre legitimidad de origen y legitimidad de ejercicio. Esto es: para que un gobierno sea considerado democrático, no sólo debe provenir del voto popular, sino también comportarse conforme a los principios que dan sentido a la democracia, a saber: no encarcelar al que piensa diferente, no asesinar al que protesta, no torturar prisioneros, tolerar la expresión libre del pensamiento, respetar las minorías, cumplir la Constitución, acatar la división de poderes, entre muchas otras cosas.

Sigue leyendo “Venezuela para Dummies- por Laureano Márquez”

Venezuela

Una carta de amor- por Laureano Márquez

Amor mío:

Hace algunos años te escribí esta carta. Te la reenvío hoy, día de San Valentín porque creo que los sentimientos que en ella expreso no han cambiado en lo más mínimo:

Cómo haré, vida mía para enamorarte de nuevo, para que este amor mío no se pierda en medio de este absurdo destino que nos ha tocado vivir. Qué haremos para que vuelvas a creer en mí y yo en ti, para que todas estas cosas que nos han pasado no destruyan ese sentimiento tan bonito que tenemos. Tú y yo lo sabemos, este amor nuestro es lo más grande que hay, porque este es el amor sobre el cual otros amores se levantan. ¿Por qué lo hemos deshonrado tanto? ¿Por qué nos hemos hecho daño si sabemos que no podemos vivir el uno sin el otro? ¿Cómo haremos para recobrar la confianza perdida, para pasar la página de tantos dolores y daños causados? ¿Por qué estamos destruyendo lo que sabemos es sagrado?

Tú lo sabes, yo no puedo estar lejos de ti. Tus ausencias me matan. Te extraño. La vida no me sabe igual si no te tengo cerca, me le falta brillo, color, alma. Y aunque este en el lugar más hermoso, tu ausencia me agobia. No se cómo vivir sin ti y además no quiero intentarlo. Es que como te llevo dentro de mí, la distancia no hace sino acrecentar mi dolor, mi sufrimiento. Cuando siento tu calor en mí, tu cercanía en las cosas de mi vida, soy feliz. Por ti amo, sufro y espero.

¿Por qué no nos atrevemos a soñar juntos un destino mejor? Un destino de hijos bellos que nos se los lleve una bala en el Día de la Juventud, mientras protestan por la inseguridad. Yo te he esperado y te espero. Hasta el fin de mis días si es preciso. No sé si algún día me cansaré y me vaya por ahí con alguien que me ofrezca promesas de amor que no me llenaran como las que sueño contigo, pero que termine aceptando con resignación. No es lo que quiero: me niego a que mi destino sea una vida de frialdad distante. Quiero la emoción y pasión que tú me das, la fuerza con que cada día me mantienes en pie, para seguir adelante y luchar. Cuando la tristeza y la desolación me vencen, tú me animas.

Hoy es el día de los enamorados y quise escribirte esta carta de amor, para que sepas que sigo locamente enamorado de ti, que me haces falta como eras, tolerante, amable, bella; para decirte que podemos reconstruir lo perdido, que la fuerza de nuestro amor puede vencer cualquier adversidad.

Hoy quisiera llevarte a cenar, pero la oscura noche que nos envuelve activa todos nuestros miedos, enciende todas las alarmas (y además este año San Valentin cayó en ayuno). No te mando un ramo porque no hay flores en el mundo para tanto sentimiento. Solo puedo ofrecerte hoy, como regalo, esta carta de amor en la que va mi alma comprometida en seguirte adorando con todas mis fuerzas y de que ese amor se convierta en lucha por verte sonriente y feliz.

Te amo, Venezuela.

@laureanomar

————————————————

Quiero compartir este bello escrito de Laureano Márquez (humorista venezolano) por lo especial que resultan sus palabras para nuestra Venezuela. Nada mejor que dedicar tan bellas palabras de amor a una nación. 🐰