Poemas de Silvia Navarro·Venezuela

Mi ciudad

Caracas.png

Si tuviese que elegir un símbolo de Caracas,
elegiría el Río Guaire (Es solo un símbolo de tantos)
Y no precisamente por lo bello o agradable,
Mi elección va más que todo,
por lo que considero actualmente nos representa (Aunque lamentable).
Es el Río un error de esta sociedad acostumbrada
o mejor dicho, mal acostumbrada a no hacer nada.
Este es el tiempo en el que agotamos las soluciones fáciles (De tanto usarlas),
ahora nos quedan las soluciones vagas, (vagas por malas)
Y decidimos tapar el río de mierda,
Con una ampliación de la autopista,
que destaca en la vía (porque según algunos, algún día se cae)
Ahora andamos sobre la mierda.
Como dicen coloquialmente “Pañitos calientes para curar la alergia”
(esto definitivamente está jodido)
Error tras error
Culpamos al gobierno de turno (Que no es por defenderlos,
ellos se destruyen solitos)
Pero es que año tras año
acumulamos una desplanificación (La palabra no existe, estoy segura)
Pero el hecho es que en absoluto:
No hay planificación.
El Guaire es una analogía
a lo que es, o se ha convertido esta sociedad
Porque más que en sociedad
la gente se ha acostumbrado a llevar
una vida en suciedad (Si, así con U)
Una cultura en desidia que se pierde a diario.
Hay quienes piensan que no hay salida,
mientras otros se van en bandadas buscando una mejor vida.
Hay quienes se quedan porque aún creen (¿¿En qué rayos creen??)
Finalmente otros solo se dejan llevar por el entorpecido curso de la vida.
Palabras más,
Palabras menos.
Estas son las palabras,
Estos son los pensamientos
Que a diario me recuerdan,
Que a diario me atormentan.

PD: Todo esto pasaba hoy por mi cabeza: mientras trataba de recordar el trazado del Río Guaire dentro de la ciudad de Caracas. Mientras pensaba en la naturaleza indomable de las cosas, y de cómo el Guaire se desborda cada vez que se vienen las lluvias. Y si, todo esto lo pensaba mientras pasaba sobre el río de mierda.

Silvia Navarro
06/12/16 Sigue leyendo “Mi ciudad”

Anuncios
Poemas de Silvia Navarro

La buena jugada

Me miras, me abrazas

¿me amas?

Me acaricias

me besas

Me tocas el alma

¿me amas?

Bailamos

caminamos de la mano

Te duermes en mi seno

¿me amas?

La lluvia cae allá fuera de mi ventana

Me abrigas, me calmas

¿me amas?

Devuelves mis pensamientos con tu habla

Me das aliento con tus poemas

Me dejas

Me dejas
… me dejas con más ganas de tu sexo.

Tienes todo de mi…

Tengo todo de ti…

Pero luego vas y te acuestas con ella.

Silvia Navarro

16/11/18

wp-1551838823893.jpg

Poemas de Silvia Navarro·Venezuela

Escasez

Donaldo Barros 665.png

La gente se siente en derrota,
Mientras en la tele anuncian
Que estamos en bancarrota,
y en la calle se rumora
que la situación sólo empeora.

Nos agobian las colas,
Mientras las pepas de mango,
solo alivian el hambre por unas horas,
-Benditas sean las temporadas de mango-
Pero se acaban…
y los precios que no mejoran.

Todos frente a los comercios
se amontonan,
Esperando la llegada de las gandolas,
Y la guardia nacional, que se libra de hacer la cola,
por cargar el uniforme y la pistola.

Los niños,
Dicen: -Mami tengo hambre.
mientras sus madres lloran;
Darle de comer a sus hijos
Es lo que más añoran.

La gente,
anda molesta en las camionetas,
abarrotadas de gente hasta las metras,
Unos gritan, otros golpean las puertas,
-ya esta full (gritan todos desde adentro)
-échense más pa’ atrás (grita el camionetero en su puesto).

El metro,
ahí se forma una trifulca a toda hora,
son personas,
Pero allá abajo se transforman,
Son como bestias
que se atropellan unas a otras.

Y la libertad de expresión,
está indispuesta,
Y la compasión
Por estas calles,
No aparece ni contesta,
Y la piedad, que no está de viaje,
migró apenas vió que
La injusticia reina en Venezuela.

Escasez.
¿Hasta cuándo aguantaremos esta mierda?

Silvia Navarro
15/08/16


Fotografía: Donaldo Barros

Este Conejito es dedicado a mi madre, a todas las madres y padres que tuvieron (porque no les quedaba de otra) que madrugar para poder comprar al menos un kilo de arroz, de azúcar, de pasta o lo que aún hubiese y pudiesen comprar en el comercio en el que habían hecho una cola de mínimo dos horas, sin mencionar que en algunas oportunidades al llegar su turno de compra, no quedaba ningún producto que pudiese comprar, incluso, en algunas oportunidades tenían que dejar que les marcaran el brazo con un número para llevar la cuenta de las personas que iban a comprar en el establecimiento, porque las compras solo se podían hacer de acuerdo al último número de cédula acordado para cada día de la semana. No siendo suficiente con tener que madrugar para hacer colas frente a los comercios, luego de comprar, mi madre tenía que salir corriendo a su trabajo, y al terminar su jornada, nuevamente recorría las calles en busca de algún comercio en el que hubiese una cola de gente a sus afueras, porque eso significaba que quizás, podría llevar algo más a casa, algún producto de primera necesidad para nuestra alimentación o nuestra higiene. Durante esos días recuerdo verla llegar a casa cansada, desgastada, decepcionada, es un sentimiento muy fuerte, doloroso, tener que haber visto a mi madre hacer todos esos esfuerzos por mantenernos. Me siento orgullosa de ella ❤

Poemas de Silvia Navarro

”CERRADA HASTA NUEVO AVISO”

El hastío de mis dias me esta consumiendo

Es como una llama que devora mis pensamientos

Me encierro en mi alcoba

y entonces es la tristeza quien a mi puerta toca

Me escondo bajo mis sábanas

y son las lágrimas que afloran

Dejo de tener espacio y descanso…

Finalmente busco asilo en mi mente

y solo encuentro un cartel que dice

”CERRADA HASTA NUEVO AVISO”

C555


 Y bien, poéticamente hablando… primero fueron mis palabras quienes tomaron sus maletas y me abandonaron… Ahora, no se que le pasa a mi mente que ha decidido cerrar sus puertas sin previo aviso… Finalmente mi internet hará de las suyas… Este será un ”Hasta pronto” para mis dulces Conejitos, para la poesía, para la lectura, para toda esta enorme y maravillosa comunidad de WordPress, en la que se encuentra un espacio de escritura y lectura.

 

PD. Espero que la compañía telefónica no tarde tanto en venir a solventar mis problemas con el internet… 😦 😦 😦

Poemas de Silvia Navarro

Historia de la Mujer de Hierro y el Hombre de Fuego

Y las cosas siguieron…

                                  Así como siguen las cosas que no tienen mucho sentido…

Desconocido

De todos sus miedos,
el más grande de todos
Era decir “Te Quiero”

Con el pasar del tiempo,
de las caricias, abrazos y besos,
Lo afrontó y un día sin prisas
Se encontró diciéndole “Te Quiero” Sigue leyendo “Historia de la Mujer de Hierro y el Hombre de Fuego”