Poemas de Silvia Navarro·Sobre mi

Vomité un Conejito (Mi primer poema)

Sobre el día que me dejaste tirado…

Como un pendejo.

Sara Herman 2

El roce de tus dedos en mi mejilla,
se fue desvaneciendo, mientras así,
Dejabas pasos de distancia entre
nuestra estúpida y perfecta sincronía.

Lo noté, cuando el viento de tu pelo,
Despedía halos de armonía.
Yo estaba ahí, absorto y sin poder digerir
nuestra momentánea y creciente dicotomía.

Sin comprender que me encontraba
como una marioneta desprevenida,
Que te alejabas lentamente
dentro de una multitud de confusa algarabía.

Mirabas al cielo, al horizonte y
a ese puñado de voces que te envolvía.
Te fuiste así con esa mirada divertida,
como la de una desventurada perdida.

Mis manos en el suelo, a una
discontinua realidad me devolvían.
Esa, en la que me dejaste sin despedida,
Observando cómo tu espalda se desvanecía.

Ahora que lo recuerdo,
Te escribo estas palabras Tormenta mía:

Sigo siendo el pendejo que dejaste tirado
esa hermosa tarde
en el parque y sin compañía.

Silvia Navarro
21/03/16


Imagen: Sara Herranz.

He aquí, mi primer Conejito
el que surgió, en el momento menos esperado
Arruinando todo

Demasiado tarde…
Tarde el momento,
en el que comencé a escribir,
Porque cuando me di cuenta:

Vomité un conejito


M

Hoy he recibido esta notificación que me llena de mucha emoción, por ello he decidido compartir este primer y desastroso Conejito con ustedes mis compañeros de WordPress, por haberme acompañado en estos casi 3 años si no me equivoco… Gracias mil ❤ ❤ ❤

Anuncios
Poemas de Silvia Navarro

Recomendación… A las frutas en desdicha.

IMG_20160809_133937

Bébanse la vida,
Verán que es dulce como la sandía,
con toques ácidos como la mandarina;
Miren la vida,
Verán que es de colores intensos
rojos fresa, verdes limón lima,
uvas, moras, naranjas,
sin olvidar el mango, amarillo
como el sol de nuestros días;
Sientan la vida,
Sentirán que tiene muchas texturas,
A veces dura como el coco que cae de una palmera,
Pero también suave como el melocotón, el durazno
y  la pera.

Silvia Navarro
09/08/16

Leer también La desdicha de las frutas podridas

Imagen: Sara Herranz